Etiquetas

, , , ,

Escena de Romeo y Julieta. John Massey Right. Folger Shakespear Lybrary.

Escena de Romeo y Julieta. John Massey Right. Folger Shakespeare Library.

Los IMPEDIMENTOS MATRIMONIALES son los obstáculos que impiden a dos personas casarse, y que hacen el matrimonio nulo o ilícito.

Con frecuencia, en nuestras búsquedas genealógicas, encontramos que algunos de nuestros antepasados se casaron luego de dispensado algún tipo de parentesco…. y ???? nos quedamos sin entender muy bien qué significa realmente….

La historia es bien interesante, así que la contaré corriendo el riesgo de extenderme, con base en lo encontrado principalmente en el libro español de 1848 “Diccionario de Derecho Canónico” de D. Isidro de la Pastora y Nieto (escrito en francés por el Abate Andrés). Es decir, cuando estaba vigente el Concilio de Trento (siglo XVI) y disposiciones previas, y antes de la aparición del Código de Derecho Canónico en 1917.

En los comienzos de la iglesia parece que el único impedimento conocido para el matrimonio era lo dispuesto en el Antiguo Testamento y lo que las leyes civiles podían designar. Posteriormente, en el Concilio de Elvira del año 305 se prohibió casarse a las vírgenes consagradas y “a las demás jovenes cristianas al verificarlo con los jentiles” (no sé muy bien esto último qué significa, quedémonos con las vírgenes).

Bodas de Cana

Bodas de Cana

El Concilio de Trento, oponiéndose a lo expresado por Martín Lutero (quien manifestaba que el matrimonio era un contrato civil sobre el cual la iglesia no tenía potestad) expresa que la Iglesia tiene un poder sobre el matrimonio que le es propio, emanado de Dios, y por esa razón puede poner impedimentos que hagan nulo ese contrato. Y acepta que las leyes civiles establecen los efectos civiles de ese matrimonio. Es decir, el “poder temporal” determina lo temporal del matrimonio, ese es su dominio, pero también su límite; en cambio el lazo divino que constituye el sacramento pertenece al orden espiritual.

desposorios-de-la-virgen-02-0028030029

Los impedimentos eclesiásticos se dividen por relación a las dispensas, en públicos y secretos. Los públicos son por ej. los de parentesco y afinidad. Los secretos  los de crimen y afinidad legítima.

Existen también impedimentos impedientes -o prohibitivos-, e impedimentos dirimentes (que inhabilitan para contraer, impiden que sea válido o anulan el matrimonio ya contraído) :

Trento retomó los impedimentos dirimentes establecidos antes del Concilio y  los aumentó, quedando los siguientes:

  1. El error en cuanto a la persona: de la persona propiamente (cuando se casa con una pensando que es otra) , de la fortuna (pensando que es rico, y es pobre) , y de la cualidad (se pensaba que era bueno y resulta cruel y corrompido) . El error de la persona es un impedimento que anula el matrimonio. Los otros no (fortuna y cualidad).
  2. el error en cuanto al estado o condición : cuando se casa con esclava creyendo que era libre.
  3. el voto solemne: El voto es una promesa hecha a Dios de alguna buena obra a la que no se está obligado. Es simple cuando no tiene solemnidades, incluso dentro de una comunidad secular. Es SOLEMNE cuando se hace con ciertas formalidades y en una comunidad religiosa aceptada por la iglesia, o los votos de castidad que los subdiáconos hacen al recibir el subdiaconado, o los que se hacen de castidad perpetua, de entrar en religión, o de no casarse nunca.
  4. el parentesco en ciertos grados: ver más abajo.
  5. el crimen: Cuando en vida del cónyuge su pareja comete adulterio y se hace y acepta una promesa de casarse al ser libres, y con esa idea se atenta contra la vida y se asesina al cónyuge, es un impedimento de crimen dirimente. Si se comete adulterio sin promesa de casamiento, no es impedimento. Si se hace promesa sin adulterio, no es impedimento. Si uno o ambos participan en el homicidio del cónyuge, sin intención de casarse, no es impedimento.
  6. la diferencia de religión: entre una persona que está bautizada y otra que no, es un impedimento dirimente, que era costumbre con fuerza de ley desde el siglo XII; y entre un católico y un hereje o infiel es un impedimento impediente.
  7. la fuerza o violencia: cuando la impresión de un miedo grave quita la libertad del consentimiento, se dice que es una fuerza o violencia que impide que el matrimonio sea válido; lo anula.
  8. las órdenes sagradas: desde los primeros siglos de la iglesia los presbíteros y diáconos vivían en celibato, lo que hace creer que hacían voto de continencia en su ordenación. Pero era considerado solo un impedimento impediente. El Concilio de Letran (año 1.123) lo consideró un impedimento dirimente. Y el Concilio de Trento lo continuó considerando igual, pero aclarando que no era un derecho divino sino eclesial, ya que la iglesia en muchos casos lo había dispensado.
  9. un ligamen o primer matrimonio subsistente
  10. la honestidad pública: no se puede, sin lastimar la decencia y la honestidad, casarse con alguien, si se han hecho esponsales (desposado, dado promesa de matrimonio), o si se contrajo matrimonio (así no se hubiera consumado) con una pariente. SI hubo esponsales válidos hay impedimento para casarse con una pariente hasta el primer grado de consanguinidad. Si hubo matrimonio (aún cuando fuera nulo), el impedimento abarca hasta el cuarto grado de consanguinidad.
  11. la afinidad en ciertos grados. De acuerdo a lo descrito más abajo.
  12. la impotencia: incapacidad para consumar el matrimonio.
  13. la clandestinidad: cuando se ejecuta el matrimonio sin leer las publicatas y sin la presencia del propio párroco. Debido a que anteriormente bastaba con los esponsales y el consentimiento mutuo para establecer un matrimonio, denominado “clandestino” y que se prestaba para gravísimos inconvenientes, el Concilio decidió establecer que sería un impedimento dirimente la falta de la presencia del párroco y de dos o tres testigos. El Concilio exige la presencia simultánea del párroco y de los testigos para que quede el matrimonio perfectamente celebrado in faccie ecclesiae. El uso estableció además que se celebre el matrimonio en la parroquia de la contrayente.
  14. el rapto: éste se entiende cuando hay falta de consentimiento paterno en el matrimonio de los hijos de la familia.
  15. la demencia: “los insensatos, los furiosos y los que son imbéciles, hasta el punto de que no haya en ellos deliberación y elección, son por derecho natural incapaces del sacramento del matrimonio”.

romeo-y-julieta

Los impédimentos prohibitivos aplican cuando es ilícito el matrimonio.  Por ej. hay unos períodos en que el Concilio prohibió casarse (desde el primer domingo de adviento hasta la epifanía, desde el miércoles de ceniza hasta el domingo de “quasimodo”), o cuando el sacerdote solicita esperar mientras se corrobora que no haya impedimentos, o cuando se ha entregado un voto simple de castidad a Dios, o cuando se ha realizado un esponsorio o promesa de matrimonio. En esos casos no es nulo el matrimonio, pero tampoco puede disolverse.

Para entender mejor, vale la pena aclarar unos conceptos:


AFINIDAD: “es el parentesco que hay entre dos personas de las cuales la una ha tenido comercio con el pariente de la otra”.  Es decir, la relación que se establece entre el primer cónyuge de un viudo o viuda y el pariente que pretende ser el segundo cónyuge de quien fue su esposa. Es lícita cuando proviene de legítimo matrimonio, e ilícita cuando proviene de un ayuntamiento natural fuera de él. Para conocer los diferentes grados de parentesco que produce la afinidad hay ciertas reglas:

  • Todos los parientes de la mujer están ligados con el marido de ésta, por un género de parentesco diferente, pero en el mismo grado, y viceversa.
  • Un pariente del esposo(a) que es afín (no consanguíneo) en segundo grado, no es afín mio. Por esto dos hermanos se pueden casar con dos hermanas, o padre e hijo con madre e hija.
  • El matrimonio está prohibido entre el marido (mujer) y los parientes de su esposa (o) si la afinidad procede de un “comercio” legítimo, hasta el cuarto grado. Si la afinidad viene de un comercio ilegítimo o o criminal, no se extiende hasta más allá del segundo grado. En cualquiera de los dos casos, está prohibido en línea recta  en cualquier grado.

CUANDO LA AFINIDAD PROVIENE DE MATRIMONIO, PRODUCE UN IMPEDIMENTO DIRIMENTE HASTA CUARTO GRADO INCLUSIVE.

CUANDO LA AFINIDAD PROVIENE DE UN COMERCIO CRIMINAL NO SE EXTIENDE MAS ALLA DEL SEGUNDO GRADO.

AFINIDAD ESPIRITUAL: la que se genera a raíz de la administración del sacramento del Bautismo y de la Confirmación. Impide el matrimonio. No sería válido.

  • entre el que bautiza y el bautizado.
  • entre el que bautiza y el padre y la madre del bautizado.
  • entre los que tienen al niño en la pila, éste último y sus padres.

Ahora bien, el PARENTESCO puede ser NATURAL, ESPIRITUAL O LEGAL.

  • El legal, es la alianza que se contráe por adopción.
  • El espiritual es la misma afinidad espiritual por el bautismo y la confirmación.
  • El natural o consanguinitas es el vínculo que une a las personas que descienden de un mismo orígen o tronco, y son de una misma sangre. El “tronco” es la persona de la que proceden los consanguíneos y en la que la descendencia se unifica.

LINEA

Es el orden de las personas que son de una misma sangre.

  • Línea recta: cuando los unos han recibido de los otros el nacimiento. Puede ser ascendente o descendente. El matrimonio está prohibido entre parientes en línea recta hasta el infinito.
  • Línea colateral o transversal: entre los que proceden de un mismo tronco, y salen de una misma rama (subdivisión del árbol genealógico), pero que no han nacido unos de otros. Puede ser una línea igual si distan lo mismo del orígen o tronco, o desigual.

EN LINEA COLATERAL EL IMPEDIMENTO DE CONSANGUINIDAD SE EXTIENDE HASTA EL CUARTO GRADO INCLUSIVE, TANTO PARA LOS PARIENTES NATURALES COMO PARA LOS LEGITIMOS.

GRADOS DE PARENTESCO

Los parientes, tanto en línea recta como colateral, están más o menos distantes unos de otros, estas separaciones o distancias, se llaman GRADOS.  Entonces: los grados son la mayor o menor distancia que tienen entre sí los que están unidos por vínculos de parentesco.

En línea recta se cuentan tantos grados como hay generaciones entre las personas.

En línea colateral hay dos reglas:

  • Cuando los colaterales distan igualmente del tronco común, se cuentan tantos grados entre los colaterales en igual línea, como los que hay entre uno de ellos al tronco común. Ej: entre dos primos hermanos hay dos grados (hasta el abuelo) y entre dos hermanos hay un grado (al padre).

GradosConsanguinidad1

  • Colaterales en línea desigual. Se cuentan entre ellos tantos grados de parentesco como son los que distan del tronco común. Ej: el tío y el sobrino distan desigualmente del tronco común, que es el abuelo del sobrino y el padre del tío; el sobrino dista dos grados de él y el tío solo uno; el tío y el sobrino según esta regla, serán parientes en segundo grado.

GradosConsanguinidad2


LA MEJOR FORMA DE HACER UN ARBOL PARA CALCULAR LOS GRADOS DE PARENTESCO ES:

Empieza poniendo el nombre y apellidos del que quiere casarse, en la parte inferior del papel, y a su lado un poco separado, el nombre y apellidos de la que ha de tomar por esposa.

Encima de cada uno de ellos, los nombres y apellidos de su padre y madre, y encima de estos los de su abuelo y abuela, y se continúa hasta que se halle el tronco común.

Descendiendo de él hasta aquel de los dos que esté más distante, se halla en qué grados son parientes los que quieren casarse.

Miremos un ejemplo que está anotado en un libro de matrimonios de la parroquia de Villamaría, Caldas:

ParentescoConsanguinidad

En este caso de la vida real, los que quieren contraer matrimonio son Raimundo Gallego y Elicenia Jaramillo. Están anotados en la base y hacia arriba la línea de donde cada uno desciende. Nicolás Palacio y Carmen Palacio, que son los bisabuelos respectivos de Raimundo y Elicenia, son hermanos entre sí e hijos del TRONCO común de ambos (que no está anotado allí). Su parentesco es de cuarto grado (igual).

Sería de segundo con tercero, si los que pretendieran contraer matrimonio fueran Bibiana Palacio y Bernabé Jaramillo por ejemplo….o Epifanio Jaramillo y María Rosa Echeverri.

BIBLIOGRAFIA

D. Isidro de la Pastora y Nieto (escrito en francés por el Abate Andrés). “Diccionario de Derecho Canónico” . Madrid. 1848. 

Notas y archivos personales

Imágenes disponibles en internet.

Anuncios