Etiquetas

, , ,

BasilicaSalaminaBautizo

Parte del legado de los españoles a nuestra Colombia, es la religión Católica, Apostólica y Romana, en la cual está establecido el Sacramento del Bautismo.

Desde tiempos inmemoriales el bautismo es otorgado a los niños porque es una gracia y un don de Dios que no suponen méritos humanos. Este constituye el nacimiento a una nueva vida en Cristo y la gracia que otorga comprende: el perdón del pecado original y de los personales, ser considerado como hijo del Padre, miembro de la iglesia de Cristo y templo del Espíritu Santo.

A partir del Concilio de Trento en el siglo XVI (1545-1563) se dispuso que los párrocos, curas, vicarios y rectores llevaran y conservaran los libros y documentos que dieran constancia de sus ministerios. Inicialmente estas disposiciones se aplicaron  a los libros con las partidas sacramentales de bautismo y matrimonio, y en el siglo XVII se ordenó redactar también los registros de las confirmaciones, defunciones y estado de las almas (status animarum: lista de los obligados al cumplimiento pascual de confesarse y comulgar; llamado también padrón o matrícula).

La costumbre en Colombia era bautizar al niño durante los primeros tres días de nacido o el mismo día dentro de lo posible. Su nombre preferiblemente tenía alguna significación religiosa. Con frecuencia se repetían nombres de hermanitos que ya habían muerto.

Los padrinos jugaban un rol especial: mediante el padrinazgo se generaba un parentesco espiritual y una responsabilidad de caridad. Estos eran elegidos entre los próximos a los padres, podían ser sus patrones, o sus mejores amigos o sus vecinos. Ofrecer un niño y demandar su padrinazgo era tomado como un reconocimiento, que no sólo afirmaba un vínculo entre los compadres, sino entre el padrino, la madrina y el ahijado. El vínculo del padrinazgo era de por vida y simbolizaba una segunda paternidad, es decir, era una forma de conseguir una tutela para el hijo.

Generalmente se encuentran los siguientes datos:

Nombre de la parroquia

Nombre del ministro 

Fecha y lugar del Sacramento

Nombre del bautizado, sexo y días de nacido

Fecha y lugar de nacimiento

Filiación, o sea, nombre de sus padres o de su madre, (con frecuencia mencionan algún título con que se conocía: uso del Don/Doña) y vecindad

Legitimidad del recién nacido

Nombre del(los) padrino(s)

Firma y rúbrica del ministro

Nota marginal (si se ha casado o tomado el orden sacerdotal o religioso)

Una gran cantidad de partidas bautismales de Colombia han sido micro filmadas o digitalizadas por la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, y pueden ser consultadas en la página web de Family Search. Allí se encuentran a septiembre de 2015 en los “archivos parroquiales y diocesanos 1.600-2012” :  82 fuentes de imágenes de registros para el departamento de Santander, 78 para Antioquia, 42 para Bolívar, 32 Tolima, 27 Chocó, 19 Norte de Santander, 13 Boyacá, 4 Caldas y 2 Magdalena.

Existe también la opción de  ir y pedir en la parroquia directamente copia de las partidas. Generalmente la persona encargada (secretaria) del despacho parroquial, es la única autorizada para buscar en los Libros Parroquiales y su trabajo no será exclusivo y de acuerdo a nuestras necesidades. Las cosas se facilitan grandemente cuando se tiene la fecha exacta o el año, y se va poniendo mas difícil cuando se va a ciegas… Hay que tratar de calcular una escala de 30 años de una generación a otra. En ocasiones se puede buscar el teléfono de la parroquia, llamar y solicitar la búsqueda.; hay que estar repitiendo llamadas para recordar; y se puede consignar el valor de la copia mas su envío por correo.

Respecto al contenido de las partidas, muchas parroquias actualmente tienen unos formatos de computador para entregar a quien solicite una partida de bautismo -que aunque difieren levemente en la forma, de una a otra región del país- lucen así:

BautMaJesusJaramilloArango    PartidaBautRamonNepomSalazar3

A partir del siglo XVIII es posible encontrar los nombres de los abuelos paternos y maternos escritos en las partidas. Las partidas de una misma parroquia pueden diferir de una expedida unas décadas atrás, y en ocasiones contener errores de interpretación del texto o datos incompletos…

PartidaBautRamonNepomSalazar4

Por eso no hay nada como tener el original a la vista o una imagen de la misma (gracias Dios por las cámaras digitales). Mientras más antigua sea la partida mas dificultad hay para entenderla por las abreviaturas y el tipo de letra. En ocasiones se necesita una lectura por un paleógrafo.

SONY DSC

Fuentes bibliográficas

Diccionario de Derecho Canónico. Don Isidro de la Pastora y Nieto, traducido del que escribió en francés el Abate Andrés. Madrid, 1848.

Jiménez Escobar, Alba. Trascendencia documental de los archivos parroquiales. Tesis para obtener el título de Licenciada en Bibliotecología y Estudios de la Información. Universidad Nacional Autónoma de México. Ciudad de México. 2013.

Rodriguez Jiménez, Pablo. Universidad Externado de Colombia. Convenio Andrés Bello. “La Familia en Iberoamérica 1550-1980”.  Bogotá. Febrero 2004.

Archivo familiar personal, de partidas de bautismo.

Anuncios